Como hacer un barco con tapones de corcho

Aquí aprenderemos a Como hacer un barco con tapones de corcho con unos sencillos pasos y materiales fáciles de conseguir

En estos sencillos pasos que se muestran en Como hacer un barco con tapones de corcho, para así darle forma y imaginación a nuestras fantasías más creativas.

Materiales empleados

  • 3 tapones de corcho
  • Goma elástica
  • Goma eva
  • Palillo de pinchos
  • Tijeras
  • Cinta aislante

Pasos a seguir

Primero

Para empezar, con un trozo de lámina de goma eva de color azul turquesa, recortaremos la forma de la vela. A continuación, con un palillo para pinchos lo recortaremos a la altura deseada y en un extremo del palillo le pondremos un trozo de cinta aislante que posteriormente recortaremos para darle la forma de la bandera. Después de eso, lo incorporamos en la vela como en la imagen.

Como hacer un barco con tapones de corcho Como hacer un barco con tapones de corcho 1Como hacer un barco con tapones de corcho 2

Segundo

Continuamos haciéndole un agujero a un tapón de corcho con la ayuda de una alcayata y posteriormente a eso, sujetar los tres tapones de corcho con dos gomas elásticas. Además, de sujetar la vela al agujero  que le hicimos para ello.

Como hacer un barco con tapones de corcho 4tapon de corchovelero

Para finalizar

Sólo queda probarlo rellenando un recipiente con agua, bañera o donde desees navegar con tu nuevo barquito.

tapon de corcho con velero

Además, mas artículos relacionados en este enlace

Datos de interés!!

El corcho es la corteza del alcornoque (Quercus suber), un tejido vegetal que en botánica se denomina felema y que recubre el tronco del árbol. Cada año, crece una nueva peridermis –formada por anillos que crecen de dentro hacia fuera del alcornoque- que se superpone a las más antiguas, formando así esta corteza. El corcho puede presentarse en bruto, como producto directo de la extracción de la corteza del árbol o elaborado para su utilización en diferentes áreas. El principal componente del corcho es la suberina.

La producción mundial de corcho es de unas 340.000 toneladas, de las cuales Portugal produce un 61%, España un 30%, e Italia un 6%.

Usos!!

Uno de los usos más difundidos del corcho es como tapón para recipientes de vidrio, en especial botellas de vino, de aceite y de bebidas espirituosas. En su origen, estos tapones se fabricaban solo con corcho natural; pero aunque hoy en día se los produce con otros materiales, principalmente plásticos, siguen denominándose muchas veces de forma genérica como corchos.

Otra aplicación frecuente del corcho es la producción de paneles con fines acústicos o decorativos, que en ocasiones se colocan sobre las paredes, a modo de carteleras donde se fijan notas, avisos u otros objetos livianos mediante chinchetas. Al igual que los tapones, este tipo de paneles se fabricaban originalmente con corcho natural; y aunque actualmente se los produce también con fibras plásticas o de celulosa, u otros materiales textiles, siguen denominándose a veces como «corchos». También se puede poner en flotadores gracias a su flotabilidad.

También es usado como aislante en la construcción tanto en su versión de planchas aglomeradas mediante colas fenólicas, en planchas comprimidas y tratadas a altas temperaturas y granulado para confección de morteros aligerados.

Así como componente en los instrumentos de viento como cierre para evitar la salida de viento en las llaves y otras zonas. Actualmente, el corcho se encuentra en multitud de productos de uso cotidiano, desde suela de zapatos, accesorios textiles como bolsos o paraguas, y productos de decoración del hogar o juegos.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *